José B.
Ruiz

CAMPO DE AMAPOLAS. MOVIMIENTO. COLOR.

Una imagen y mil palabras. Recuerdos del verano.

 

Recuerdos del verano. Amapolas en el trigal. Fotografía. Digital. 2010.
José B. Ruiz.

Comentario: Fotografía preconcebida con anterioridad y ocasión que se trató de aprovechar a pesar de las condiciones de luz, muy cenital y dura, del verano. La imagen se visualiza desde un vehículo y paramos tres fotógrafos a realizar algunas tomas. Para conseguir el tratamiento onírico de la imagen se recurre al movimiento con baja velocidad de obturación mientras se mueve la cámara de forma circular. Dadas las condiciones de luz en ningún momento se realizó imágenes realistas o documentales.

La Técnica: De antemano se sabía cuál debía ser el aspecto resultante de la toma, lo que determinó el equipo y técnica a emplear. Un filtro de densidad neutra de 10 diafragmas permitió, junto con un ajuste de ISO bajo y la elección de un diafragma cerrado, una velocidad de obturación de varios segundos. De esta forma el movimiento intencionado de la cámara, creando círculos, proporcionó el efecto deseado. Se eligió de forma manual un balance ligeramente cálido, adecuado al peso estacional del mensaje.

Valor de exposición: Ajuste manual de la exposición ISO 50 – f/14 – 2,6 seg.
Temperatura de color: Ajuste manual a 5.800 kelvin para obtener una leve dominante cálida.

Equipo: Cámara Canon Eos 1 DS Mark III. 17-40 mm f/4. Filtro de densidad neutra de 10 diafragmas.

La Composición: Se buscó un posicionamiento dentro del campo de cereal, en la zona de mayor densidad de amapolas, allí donde parecía que hubiera un camino de color que condujera la atención hacia la casa, que ocupa el fondo. El aspecto de la casa es sencillo, rectangular, y clásico, una casa de antaño, una masía que habla de un paisaje atemporal, entrañable, lo que se trasmite al mensaje, basado en una sensación y que pretende evocar los propios recuerdos en el espectador, o al menos, despertar sus sensaciones ante la escena de verano, la temperatura, los sonidos…