José B.
Ruiz

josebruiz por senénlcadenas

Un suceso emocionante

Hace unas semanas comenzó una emocionante historia. Recibí un mail de Rubén Antonín, un formador en fotografía de la Escuela de Capacitación Técnica Nº 123 “Nuestra Señora de Fátima”, en Villa Elisa, una ciudad pequeña de la provincia de Entre Ríos, en Argentina.

Hace muchos años estoy ligado a la fotografía y desde hace un tiempo realizo cursos y talleres. Tuve la oportunidad de seguir su curso on line Un año de fotografía, donde no sólo descubrí en usted a un fotógrafo exquisito sino también a un gran docente de la fotografía, que comunica con claridad y sin conceptos prefabricados, sino basados en la reflexión y la experiencia, hasta los aspectos más nodales.
Este año recibí la propuesta de encarar un taller anual en una escuela pública orientada a la capacitación laboral de jóvenes y adultos, que tiene la perspectiva de durar varios años.
Es una escuela que, como la mayoría de las escuelas en Argentina, cuenta con muy bajo presupuesto para trabajar, tanto que los mismos docentes y alumnos terminamos haciendo beneficios (venta de comidas) para solventar determinados gastos.
En la segunda parte del año tendré que dar lo referido a composición de las imágenes fotográficas y cuando, a través de Un año de fotografía , accedí a sus conocimientos sobre el tema me pareció la visión más completa y acertada, sobre algo donde
existen tantos preconceptos.
Estos días propuse en la Escuela comprar un ejemplar de su libro Composición en fotografía, a fin de sumarlo a la biblioteca escolar y para que sea material bibliográfico del taller de Fotografía. Pero la realidad es que el cambio es muy desfavorable
para la moneda nuestra (desde el euro o el dólar), entonces para la Escuela representa una cifra considerable, sumado a los gastos de envío y aduana aquí en Argentina. Mi consulta es si existe la posibilidad de que nos haga algún tipo de descuento, sea en la edición impresa o la edición digital, que nos permita acceder al material. De ser posible le agradecería infinitamente, sino lo
voy a entender y mucho, porque se que es parte de su trabajo, de sus conocimientos y todo ello tiene un costo.
Le agradezco mucho la atención y también su grandeza de compartir conocimientos y contribuir a formarnos a fotógrafos bastante alejados del centro del mundo.
Un saludo afectuoso !!
Rubén Antonin.
desde Villa Elisa, Entre Ríos, Argentina.

Y así comenzó esta idea, de poner un poco por ambas partes para que haya personas en un lugar lejano que encuentren una gran ilusión mediante esta pasión que nos une y alienta: la fotografía.

Cuando llegó el libro Rubén tuvo la delicadeza de enviarme este vídeo, que me hizo dar cuenta de lo importante que puede ser su actividad allá en la escuela de capacitación de Villa Elisa.

Rubén hace un trabajo de lo más importante y con una dedicación y pasión que se nota en sus palabras.
No somos conscientes de que aquí tenemos todo tipo de facilidades para aprender y no se aprovechan y allá logran hacer lo más grande con lo más pequeño.
Es todo un ejemplo que me gustaría compartir, una labor esforzada, callada, consante, que proporciona grandes resultados para aquellas personas que sienten lo mismo que nosotros pero en la distancia.

“En mi caso aprendí mucho de tu trabajo Un año de fotografía, también de vídeos de Mario Rubio sobre fotografía nocturna (las disciplinas que más me atrapan son paisaje, paisaje nocturno y macrofotografía), pero los fotógrafos de Argentina no tienen la grandeza de compartir conocimientos como sí veo en ustedes los fotógrafos españoles.
Igual uno le pone ganas, se esfuerza y sabe lo mucho que vale cuando logra una buena foto, pese a todo !!!; o en mi tarea docente ver que mis alumnos progresan, pese a todo !!!.
Por eso, José, no me canso de agradecer el aporte del libro, tal vez ahora entiendas mejor lo que significa.
Un gran abrazo y muchas gracias.
Rubén.”

No termina aquí esta bonita historia. En camino para la escuela van dos libros más, son formativos y completan la trilogía sobre fotografía. Es posible que vayan a ser los libros más útiles que haya enviado.

HEROICIDAD

Lo que hace nuestro compañero Rubén no solo es de un enorme valor, cumple perfectamente ese concepto que me llegó a través de Hernán Taito, arquitecto en Chile y participante de mis cursos, sobre el sentido heroico en la fotografía: La soledad, el sacrificio, la austeridad, la abnegación, el trabajo constante y disciplinado. El saber afrontar los riesgos y buscar el máximo exponente en el resultado. Buscar la autosuperación aunque estemos en medios precarios y nadie nos la exija.

EJEMPLARIDAD

Rubén es un digno representante de formador en fotografía, generoso, solidario, colaborador, sabe compartir con humildad y generosidad, fomentando el trabajo en equipo.

SENTIDO TRASCENDENTE

Lo que hacen en esta escuela es de una gran importancia, proporcionan medios de vida a las personas interesadas en diversas profesiones. Es posible que muchos no lleguen a abordar mensajes trascendentes en sus imágenes, pero todo el proyecto se basa en la utilidad social de la fotografía y en hacer de ella un medio de vida, para mi es un uso de lo más trascendente.

MEDIO ESPIRITUAL

Quienes están inmersos, apasionados, fascinados por la fotografía trabajan con valores intangibles e inmateriales. Tienen una elevada carga de altruismo, tarde o temprano se convierten en soñadores de imágenes, personas visionarias, imaginativas, creativas. Todos estos valores hacen que en las agrupaciones de estas personas haya un ambiente muy especial y único.

LENGUAJE UNIVERSAL

Entre los valores más universales de la fotografía está el constituir un lenguaje abierto, capaz de comunicar a personas con lenguajes, culturas y valores muy diversos. Es capaz de derribar barreras y de transmitir mensajes muy complejos en un tiempo muy breve.

Estas son las lecciones importantes en la vida, debemos estar atentos para saber cuándo tenemos la oportunidad de devolver a la fotografía un poco de tanto que nos aporta.