José B.
Ruiz

PALOMAR RECTANGULAR

Las proporciones más utilizadas en fotografía

Tras muchos años estudiando composición me doy cuenta de lo realmente poco que sabemos y de lo superficiales que son los debates y los artículos al respecto. En el caso de las proporciones, todavía no he visto agrupadas aquellas que puede ser de utilidad tener representadas para poder compararlas, interiorizarlas y con algunas de sus aplicaciones bien expuestas y comentadas.

Antes de abordar estas proporciones conviene aclarar de nuevo que nunca existieron las reglas en fotografía, ni en las artes visuales. Es totalmente contrario el concepto de “regla” al concepto de “arte”. A estas alturas todavía me duele escuchar cuando alguien menciona la “regla de los tercios”. Este hecho sucede muy a menudo, especialmente en círculos de fotografía de países angloparlantes, donde este concepto está más que establecido y es muy apreciado. Sin embargo, el concepto de que esta regla existe, y de que se puede saltar una vez aprendida, está generalizado incluso en nuestro país.

Las reglas no existen en el arte, no existen en la fotografía. La proporción de los tercios es sólo una más a nuestra disposición, ni siquiera la más utilizada. Esperemos que en el futuro el sector madure a este respecto y podamos dejar de escuchar un concepto sin lógica y sin sentido.

LAS PROPORCIONES MÁS ÚTILES EN FOTOGRAFÍA

1.- El Principio de Sturgeon. Ratio 1,111. 10%-90%. Surge de una revelación del escritor de ciencia-ficción Theodore Sturgeon: “El 90% de todo es basura”. Está relacionada con el principio de Pareto, pues el hecho estadístico es que el 90% de datos que existen en Internet, por ejemplo, es desechable. Hay una gran cantidad de ruido en los mensajes, de frases de relleno en los libros, de contenidos banales.

Aplicación: Mi aplicación de esta proporción se observa sobre todo en elementos a contraluz, siluetas en esquemas tonales extremos, en los que la proporción de suelo se limita mucho al no haber detalle en el mismo.

2.- La Proporción de Benito. Ratio 1,18. 15,3% – 84,7%. Origen: ESPAÑA. Formulada en 2015 por el autor de este artículo por razones puramente fotográficas, para ser aplicada en fotografía de diversas aplicaciones, nocturnas, paisaje, arquitectura, etc.

Aplicación: Otra proporción muy indicada para contraluces, en situaciones en los que cielo o suelo aparecen con un aspecto uniforme, un cielo de un solo color o una textura por ejemplo y carece de interés mostrar mayor proporción de los mismos. También para primeros planos en bodegones o macrofotografía.

3.- El Principio de Pareto. Ratio 1,25. 20%-80%. La relación 80/20 es una proporción que siguen muchos sistemas complejos. En economía, control de calidad, ingeniería, incluso en ciencias sociales. Esta relación, que se cumple en numerosas facetas de la vida, recibe los nombres de Principio de Pareto o Principio de Juran. No es una proporción de base matemática, sino una proporción estadística.

Aplicación: Se trata de una proporción muy agradable que puede aplicarse en los casos anteriores en los que se pretenda un mayor desahogo espacial de los elementos. También en arquitectura y en composiciones con presencia de un elemento masivo.

4.- La Proporción Cordobesa. Ratio 1,3. 23,1%-76,9%. Formulada recientemente por el arquitecto Rafael de la Hoz, a partir de su estudio de las proporciones en arquitectura andalusí, como las utilizadas en la Mezquita de Córdoba y otros diseños árabes. Es la relación entre el la radio de la circunferencia circunscrita al octógono regular y el lado de éste. Un rectángulo con unas medidas de 3,44 x 4,5 cm tiene esta proporción.

Aplicación: De gran aplicación en fotografía de paisaje es muy adecuada para el uso de angulares extremos, que permite incluir una proporción de cielo con nubes o de primer plano con información.

5.- La Raíz Cuadrada de Dos. Ratio 1,41. 29%-71%. Origen: BABILONIA. Otra proporción muy empleada en el pasado fue la raíz cuadrada. En un triángulo obtenido a partir de un cuadrado de lado 1 m, el lado más largo tendrá una longitud de raíz cuadrada de 2. El ratio es numéricamente, de 1:41. Esta proporción tiene la propiedad de poder dividir infinitamente en rectángulos de raíz cuadrada. Es la base de sistemas de medida del papel como DIN. El DIN A4 es el que conocemos como folio.

Aplicación: Una proporción con gran aplicación en paisaje y composiciones de contraste con espacio, tono o color como elementos principales. Mantiene una razonable proporción de cielo/suelo para repartir su presencia visual cuando el interés de uno predomina sobre el otro. También en retrato, afectando en vertical al espacio frente a la dirección de la mirada.

6.- La Proporción Sesquialter. Ratio 1,5. 33,3%-66,6%. Proporción que existe entre el seis y el cuatro, el número mayor contiene vez y media al menor. La división del encuadre en un tercio. En música se denomina Hemiolia un ritmo con este mismo ratio que consta de dos compases de tres tiempos. Fue una proporción muy empleada en el Antiguo Egipto y antes por los Sumerios, que ya habían instituido el uso del sistema sexagesimal de medición de ángulos, la división del año en doce meses y la semana de siete días. Mostraron una predilección por este sistema, basada en su avanzado conocimiento matemático.

Aplicación: Es una propuesta intermedia entre la proporción de Benito y la Áurea, con un buen equilibrio de eje y grandes aplicaciones al paisaje y la arquitectura, así como para equilibrios en imágenes con cierto grado de abstracción.

7.- La Proporción Áurea. Ratio 1,618. 38,2%-61,8%. Una de las proporciones más empleadas en las Artes Clásicas ha sido y es la sección aúrea, que tuvo connotaciones mágicas y misteriosas, una belleza universal que siguen muchos objetos naturales y seres vivos, como si formara parte inherente de la materia. Uno de los primeros ejemplos es la pirámide de Giza (2.560 aC). Formulada de manera rigurosa por Luca Pacioli en su obra “La divina proporción”, era ya conocida de antiguo. Fue definida por Euclides como «división de un segmento en su media y extrema razón». Su ratio es de 1,618… Se conoce como «número de oro» o número phi. El cuadrado que se deriva de la subdivisión de un rectángulo aúreo se denomina gnomon. La idea de la proporción aúrea conllevó el concepto del módulo. Uno de los primeros fue el ladrillo, con proporciones y tamaños estandarizados. El arquitecto Vitrubio ideó un sistema de cálculo matemático para seccionar los espacios en partes iguales y así conseguir unas buenas proporciones.

Aplicación: En este caso tenemos un amplio espacio a cada lado del eje horizontal, por lo que ambas partes, superior e inferior, deben albergar valores que justifiquen el espacio o bien se mantenga como vacío para una aplicación editorial o propuesta posterior que lo complemente. Especialmente agradable para paisajes con profusión de elementos.

8.- La Proporción del Animal. Ratio 1,7. 41,2%-58,8%. Se trata de una proporción genérica de gran versatilidad en fotografía formulada también en 2015 por el autor de este artículo por razones puramente fotográficas, para ser aplicada en fotografía de diversas aplicaciones. Es una formulación complementaria de la Proporción de Benito, cuando la escena no se ajusta a la anterior. Se aproxima mucho a la proporción interior de la Mandorla o Vesica piscis. De la denominada como medida o proporción del pez se obtiene un número muy próximo a la proporción del animal. Es una aproximación a la raíz cuadrada de 3. Está dedicada al fotógrafo menorquín Toni Cladera.

Aplicación: Esta proporción es de gran aplicación y con un agradable reparto de pesos cuando la escena muestra valores a ambos lados del eje horizontal. En paisaje es una propuesta muy sólida para estructurar composiciones con cielos y primeros planos con elementos destacables. Es una proporción muy pictórica, aplicable perfectamente a pintura de paisaje.

9.- La Proporción Tatami. Ratio 2. 50%-50%. En Japón tienen su propio sistema de proporciones llamado Tatami, tomado de la alfombrilla de fibra de arroz que utilizan, con una dimensión de 2×1 metros. Las habitaciones, puertas, ventanas… se basan en esta proporción y se miden en cuántos Tatami caben en su superficie. El Tatami mide 1/2×1 ken, una medida cuadrada de 2x2m. El origen de las medidas en Japón provienen de la adopción del Shaku, medida China que se adopta como la unidad de medida nacional. El Shaku equivale a 30,3 cm. y es divisible en unidades decimales llamadas sun. Durante la segunda mitad de la Edad Media japonesa, en Japón, se implantó otra medida equivalente a 6 shaku: el Ken y es la sexagésima parte de un chō.

Aplicación: Como puede apreciarse esta proporción es adecuada para un tratamiento de Armonía, con reparto equitativo de pesos. Permite por tanto el tratamiento de una simetría o de una forma esférica o circular predominante en el encuadre.

Un buen sentido de la proporción es esencial en fotografía, sin él no sabremos determinar las adecuadas distancias entre elementos, de estos al borde, su tamaño comparativo… Ciertamente depende mucho del tipo de escena que presenciamos, pero el conocimiento de las proporciones y de nuestro gusto y opinión sobre las mismas, permite al fotógrafo trabajar con mayor precisión.

“Quien se sienta sabio pruebe a descifrar el número de la Bestia, que es número humano: seis, seis, seis”. San Juan. Apocalipsis, 13,18: