José B.
Ruiz

.- La luz cálida de la linterna permite realizar un balance frío para el ambiente, que resalta el cielo. Al ajustar de modo manual la temperatura de color a 3.200 K convertimos la luz cálida de la linterna en blanca y obtenemos un color azul para el cielo nocturno. Así no necesitamos ningún filtro accesorio y con la luz lateral de la linterna aportamos resalte y volumen al sujeto de nuestro interés. La cámara está sobre el trípode exponiendo durante unos segundos, ajustamos el temporizador a 10 segundos para alcanzar la posición de iluminación lateral y cuando oímos el obturador comenzamos a aportar luz desde la altura del pecho, pero tapando la parte inferior de la linterna para dirigir la luz sin que sobreexponga el suelo, logrando solo una luz sutil sobre la hierba. En estas fotografías nocturnas conviene realizar una prueba tomando referencias de tiempo, filtrado de la luz y posición desde la que se ilumina. Dehesa de encinas en Tamames, Salamanca.

Accesorios recomendados

Esta es una nueva sección de contenido formativo sobre material para fotografía en diversas disciplinas.
De muchos es sabido lo que suelo decir en los cursos sobre la adquisición de material. Debemos comprar solo lo necesario, aquello que hemos necesitado varias veces y a lo que podemos encontrar diversas utilidades frecuentes. También soy de la opinión que es mejor comprar productos muy duraderos, bien fabricados y económicos. Y si, es posible encontrarlos. Compro bastante equipo de segunda mano y hasta ahora nunca tuve problema.

En este caso se trata de un accesorio que siempre llevo en la mochila junto al equipo. Se trata de una linterna de lo más versátil. La que yo utilizo me da un gran rango de posibilidades para iluminar y raro es el viaje en que no la utilizo.
Elegí una linterna sumergible que utilizo en fotografía submarina para iluminar cuevas o en inmersiones nocturnas. Me sirve tanto para ver lo que hay en la oscuridad como para iluminar sujetos ya sea de día o de noche bajo el agua, ya sea de mar o de río. Si es de noche se convierte en mi luz principal y si es una inmersión diurna, su gran potencia me permite complementar la luz ambiente y resaltar al sujeto con una luz cálida.

Mi linterna es de marca Omersub, modelo Moon Light, pero servirá cualquiera con similares prestaciones. La utilizo en disciplinas como la fotografía de retrato, macro, paisaje, nocturna, submarina… Además me da seguridad llevar una luz de repuesto por si falla el frontal principal o el de repuesto.

Una linterna que utilizo con gran frecuencia en muchas especialidades. La llevo utilizando más de 10 años y la descubrí al adquirirla para la fotografía subacuática.

Linterna con bombilla de tungsteno, marca Omersub, modelo Moon Light.
-Reducido tamaño y peso.
-Gran potencia, funciona con 8 pilas AA, compatibles con los flashes.
-Luz de color amarillo-anaranjado, bombilla de tungsteno, 3.200 K.
-Elemento frontal de pequeño diámetro, es sencillo filtrar su luz con tres dedos, así direccionarla y proporcionar luz puntual de forma selectiva en el encuadre.
-Sumergible, dobles juntas tóricas.
-Muy fácil encontrar repuesto de bombilla y juntas.
-Botón deslizante de encendido y apagado, sencilla de manejar con una mano, mientras se maneja la cámara con la otra.
-De gran utilidad, con aplicaciones en retrato, macro, paisaje, nocturna, submarina…

Una de las aplicaciones de la linterna en fotografía de paisaje es la de resaltar elementos de la escena, como sujetos en primer plano. En este caso ha servido para iluminar a ras de suelo y crear textura en las rocas intermareales más próximas. La cámara está exponiendo sobre el trípode durante unos minutos mientras manejamos la linterna con calidad dura, dirección lateral rasante, color cálido, e intensidad baja ajustada tras una prueba, filtrando su luz con los dedos para iluminar durante 10 segundos. Realizada en S´Embarcador, Calas de Comte, en Ibiza, Islas Baleares junto a compañeros de Ibiza Fotoclub y Flickeros de Ibiza en una sesión previa al curso.

En fotografía de retrato me sirve para resaltar tonalmente el rostro del sujeto. Su calidez me viene muy bien para resaltar también por color, con un matiz cálido. En interiores encontramos con mucha frecuencia luz cenital, que provoca sombras en la cara. La linterna nos permite anularlas, aclararlas o complementarlas, dándonos más posibilidades de alterar las cualidades de la luz ambiente a nuestra conveniencia. La linterna se sujeta con una mano, filtrando su luz entre los dedos para ajustar su intensidad, mientras la cámara se maneja con la otra. Realizada improvisando durante un curso para la Asociación Fotográfica la Safor, en el centro comercial La Vital, en Gandía, Valencia. Modelo: Sara Mejías.

En este macro realizado sobre trípode, se ha empleado el cable disparador mientras se sujeta la linterna en la mano de forma lateral, aportando solo un sutil complemento cálido y tonal sobre el sujeto a la luz ambiente. De esta forma se puede resaltar la planta y dejar el fondo más oscuro, pues no recibe el aporte de luz. Orquídea de hojas largas (Cephalantera longifolia), en la Sierra de Mariola, Banyeres, Alicante.

.- La luz cálida de la linterna permite realizar un balance frío para el ambiente, que resalta el cielo. Al ajustar de modo manual la temperatura de color a 3.200 K convertimos la luz cálida de la linterna en blanca y obtenemos un color azul para el cielo nocturno. Así no necesitamos ningún filtro accesorio y con la luz lateral de la linterna aportamos resalte y volumen al sujeto de nuestro interés. La cámara está sobre el trípode exponiendo durante unos segundos, ajustamos el temporizador a 10 segundos para alcanzar la posición de iluminación lateral y cuando oímos el obturador comenzamos a aportar luz desde la altura del pecho, pero tapando la parte inferior de la linterna para dirigir la luz sin que sobreexponga el suelo, logrando solo una luz sutil sobre la hierba. En estas fotografías nocturnas conviene realizar una prueba tomando referencias de tiempo, filtrado de la luz y posición desde la que se ilumina. Dehesa de encinas en Tamames, Salamanca.

Realizada con una cámara compacta de altas prestaciones, con una exposición basada en una subexposición de 1/3 de diafragma y el aporte de luz de linterna al sujeto para resaltarlo del fondo mediante una luz cálida que refuerza su color. Al estar realizada de día no se ha filtrado la luz de la linterna, pues se necesitó mucha intensidad de luz para que resaltara de la ambiental. La linterna se sujeta a un brazo articulado sobre una regleta que ancla la cámara también. Realizada en la costa de Jávea, Alicante, en apnea, improvisada en una salida recreativa con una embarcación.